5 Cosas para Reconocer a Una Mamá Panameña

Sin Madres sencillamente no hay vida. No sólo son las encargadas directas de traernos al mundo, sino que también juegan, a lo largo de nuestras vidas un sinnúmero de papeles importantísimos en nuestro desarrollo como individuos.

Son nuestras consejeras, alcahuetes, mejores amigas. También nos financian cuando metemos la pata y quedamos limpios. Son nuestro chef personal. Nuestras enfermeras y doctores.  Nuestras mucamas. Sencillamente la vida no sería sustenible sin las madres. El mundo colapsaría y nadie sabría que hacer.

Aquí en Panamá, nuestras madres tienen tradiciones muy distintivas que en muchos casos se pasan de generación en generación, y siendo mañana 8 de Diciembre, el día que formalmente les rendimos homenaje, hemos preparado esta lista de 5 cosas que tienen las mamás de nuestro país.

Felíz Día Mamitas! Las Queremos con Todo el Corazón!

1- Sus infalibles herramientas de disciplina: Correa o Chancleta

chancleta

Seguro. Existe una tendencia de “modernidad” donde a los niños ya no se les da su buen “tatequieto”, pero cuando las cosas ya rayan lo inmanejable (es decir: cuando el chiquillo ya está en nivel “poseído”) nada mejor que el remedio de las madres panameñas de antaño: ¿Quieres que te de tu correazo? Esa pregunta muchas veces resolvió cualquier problema de comprotamiento que parecía fuera de control.

Si el infante malportado se encuentra a distancia considerable, y la advertencia verbal no funcionaba, está la chancleta. Las madres panameñas parecen “Ninjas” tirándo chancletas en largas distancias con una presición milimétrica.

 

2 – Sus conocimientos de la medicina. Mejor que los mismos doctores. Todo se cura con Tylenol y Vick Vaporub.

vick

¿Pelaíto, Saliste a jugar en la lluvia? Ven acá y tómate tu Tylenol para que no te resfríes. Si. La tylenol es parte indiscutible del arsenal médico de las mamás panameñas, pero se queda corto con las “mágicas” virtudes del Vick Vaporub.

Una mamá panameña no dudará un segundo, al oir el primer estornudo o signo de catarro, en mandarte a acostar, levantarte la camisa y frotarte Vick Vaporub en toda tu anatomía, hasta que tengas una clara capa de 1 milímetro uniformemente distribuída sobre TODA tu piel. Y te quedas allí, quietecito hasta que se te seque. Después viene la segunda ronda.

Hay otro productos que tienen mención honorífica entre las mamás panameñas: El Peptobismol , El Mercurio Cromo y El Agua Maravilla.

 

3- Su Política Alimentaria. Sino te Terminas la Comida, tu mundo será una ruina.

comida

Es correcto. Tal cual lo leen. Las mamás panameñas se toman muy en serio el tema de la comida. Para ellas, tu capacidad de terminarte de comer TODO lo que hay en el plato, está directamente relacionado con tu capacidad de ser felíz inmediatamente después. ¿Cómo funciona esto? Fácil: -Si no te terminas tu comida no hay postre, playstation, televisión, no sales a jugar, no hay regalos de cumpleaños, y súmale adicionalmente, la carga emocional de sentirte culpable por desperdiciar comida habiendo millones de niños en el mundo que sufren de hambre. (Te lo recuerda siempre). Su dicho favorito es  “Es Pecado no comerse todo”.

 

4- Sus Preferencias Profesionales. Las Mamás Panameñas “Nunca Estudian Hotelería”

hotel

Así mismo es. Los adolecentes, en especial los que entran en la edad de salir con sus amigos por primera vez durante las noches, darán fé de esta realidad profesional de las mamás panameñas.  “Esto no es un Hotel” “Aquí no entras y sales a la hora que te de la gana”. Adicional, en esta misma línea de discurso, las mamás panameñas nos recuerdan todo el tiempo “Aquí tu no mandas” y “Si quieres hacer lo que te da la gana, allí esta la puerta”.

 

5- Su Carácter Explosivo. Son unas fieras a la hora de defender a sus hijos

mamaprotectora

Las mamás panameñas son las mujeres “leonas” por excelencia. No es recomendable ni mirar de reojo y “raro” a sus hijos, mucho menos ponerle así sea un dedo encima, porque estas mujeres saltarán al ataque sin pensarlo dos veces. Y no termina allí; también se aseguran de pasarle esta filosofía de vida a sus hijos. Por ejemplo: Si el hijo de una mamá panameña regresa de la escuela con un ojo morado, lo más propable escuchará algo como: “No te dejes pegar de nadie. Si te pegan tu devuelve el puñete, y le dices a tu maestra que YO te dije eso”.

 

¿Eres hijo de una Mamá Panameña? ¿Conoces Alguna? ¡Comparte este Artículo en Tus Redes Sociales con Los Botones, y Recuerdale al Mundo lo Afortunados que Somos los Panameños de Tener mamás Así!

¡FELÍZ DÍA DE LAS MADRES!

Written by Jonathan Heres

Adicto al Social Media. Consultor de Internet Marketing. Editor. Diseñador. Orgullosamente Panameño.

  • Stephanie Moore

    esta muy bueno, aunque creo que en general caracteriza a una madre latina… mi mama no es paname;a y tiene esas costumbres 🙂